El diseño instruccional en las formaciones en línea (2)

Hombre joven ante una pantalla de videoconferencia de enseñanza en línea

En el post anterior definimos, caracterizamos y valoramos el diseño instruccional como elemento esencial en la planeación de formaciones en línea inclusivas. A continuación, conversaremos algunas sugerencias prácticas muy necesarias:

  1. Ante todo, indica de modo claro y en un lugar bien visible la duración de la capacitación, sus objetivos y su metodología.
  2. Recuerda que el contenido del curso debe ser relevante y significativo para las personas que lo realicen. También debe responder a los objetivos de la organización que lo lleve a la práctica.
  3. Procura que la interfaz, desde el inicio del curso hasta su final, sea lo más simple posible; evita las distracciones con elementos decorativos sin función alguna. Cuanto más minimalista, mejor.
  4. Busca lograr un ambiente colaborativo entre docentes, estudiantes y las demás personas participantes del proceso educativo.
  5. Trata de planificar de modo flexible con módulos de contenidos y dinámicas que se puedan reorganizar en caso que se necesite. Ten siempre un Plan B a la mano.
  6. Organiza las secciones y los trayectos de aprendizaje de modo que la navegación y la interacción resulten simples e intuitivas. Para ello, la estructura del curso debe ser lógica y estar jerarquizada.
  7. Fragmenta los contenidos y evita materiales extensos y pesados; tanto textuales como de multimedia.
  8. Entrega siempre los contenidos en formatos estándares y con diseños adaptables; si son archivos de lectura, entrégalos en dos versiones: una versión en formato líquido para su lectura en pantallas de todo tamaño y otra versión imprimible en formato PDF.
  9. Utiliza vocabulario conocido por la clase. En caso que debas introducir nuevos término, recuerda explicarlos oportunamente.
  10. Cuida la ortografía, el estilo claro y la redacción sencilla. Siempre que puedas, aplica las buenas prácticas de Lectura Fácil.
  11. Elige y/o elabora material de multimedia de calidad inclusiva: cuida la resolución, el peso digital, los fondos, los contrastes, los colores, los sonidos, los audios. Todo esto tiene su importancia en la comprensión de contenidos no textuales.
  12. Como siempre lo decimos en este blog: diseña los contenidos y las acciones a realizar sobre ellos guiándote por el Diseño Universal, el Diseño Universal para el Aprendizaje y el Panal de Morville o de la Experiencia de Usuario.
  13. Y lo más importante: ponte en el lugar de la persona y de las personas que tomarán la capacitación. Que todo el proceso, desde su inscripción hasta la evaluación, les resulte accesible y lo más amigable posible.

Si te ha gustado este artículo, hazmelo saber en un comentario y compártelo en tus redes por favor.



El diseño instruccional en las formaciones en línea (2)

Publicado por Diana Rodríguez

Soy profesional de información y dirijo INFORMACIÓN Y TECNOLOGÍAS, un servicio de actualización en contenidos digitales, que desde 2007 brinda talleres y conferencias en plataforma propia y a través de organizaciones de prestigio nacional e internacional. Me he propuesto difundir la inclusión digital como valor social, comunitario y profesional y aportar a la gestión de contenidos digitales inclusivos.

A %d blogueros les gusta esto: