Información y Tecnologías

Alfabetización Transmedia y Experiencia de Usuario: aulas y bibliotecas hacia otro nivel

imagen que muestra una niña en clase conectada a una computadora

Por Alfabetización Transmedia (Transmedia Literacy) se entiende “un conjunto de habilidades, prácticas, valores, sensibilidades y estrategias de aprendizaje e intercambio desarrolladas y aplicadas en el contexto de las nuevas culturas colaborativas”.  Y por su lado, la Experiencia de Usuario trata de lograr  que el usuario viva las experiencias más eficientes y memorables en su interacción con un producto o servicio. En este post vamos a reflexionar los aspectos en común entre las dos.

Alfabetización Transmedia

Recordemos que narrativa transmedia es contar una historia de diferentes maneras, medios y formatos. Vale decir que todos los medios involucrados narran la misma historia, pero no igual, sino de acuerdo con las características de los medios y según las preferencias de la audiencia*.

(Fuente: http://stellae.usc.es)

Carlos Scolari, en su Libro blanco para el Afabetismo Transmedia, indica que el Alfabetismo Transmedia se focaliza en todo aquello que los jóvenes están haciendo con los medios, vale decir produciendo y consumiendo contenido. Con base en eso, se  busca desarrollar las competencias que los hará ciudadanos digitales críticos. Aquí, es importante aclarar que la Alfabetización Transmedia no reemplaza las anteriores, más bien las amplía para que se adapten a los nuevos entornos**.

Competencias transmedia

Experiencia de Usuario + Alfabetización Transmedia

Ahora bien, no hace falta mucho análisis para darnos cuenta el amplio espacio común entre las dos de mutuo enriquecimiento donde la totalidad es más que la suma de las partes.

La Alfabetización Transmedia aplica principios básicos de la UX :

Por su parte, la UX puede aportar a la Alfabetización Transmedia, por ejemplo, en:

¿Conocés algún otro proyecto parecido en nuestro país? ¿Y en América Latina?

¡Hasta el próximo post!

*Un ejemplo de narrativa transmedia es la saga Harry Potter. La historia surgió en formato impreso. Al poco tiempo, sus seguidores la comentaban en páginas webs, blogs, wikis y en foros. Este éxito motivó la versión fílmica de la saga. Ya con el surgimiento de las redes sociales y los dispositivos móviles, se multiplicaron y diversificaron los canales por donde discurre la saga. La audiencia, con sus elecciones y acciones, va marcando el camino por donde fluirá la saga.
**Carlos Scolari indica que, según sus observaciones, el esquema de alfabetismos propuesto por la UNESCO, la AMI Alfabetización Mediática e Informacional, ya no resulta suficiente porque su punto de partida son unos receptores que solo consumen información y emiten mensajes, cuando la realidad indica que ellos además producen y postproducen los contenidos que comparten.

Salir de la versión móvil