Material didáctico digital para adultos más inclusivo y amigable: algunas buenas prácticas (I)

A semanas de comenzar un nuevo año lectivo, te presento algunas sugerencias de los que más saben del tema, para que apliques al  material de estudio digital de manera que resulte más agradable, más comprensible, más amigable y más “manejable” por los estudiantes adolescentes y adultosEn definitiva, para que favorezca el aprendizaje y te facilite la tarea docente.

adult-3086305_1920

Para comenzar divideré las aguas; por un lado, los materiales digitalizados a partir del papel y por el otro, aquellos ya nacidos o confeccionados directamente en digital con incrustación de multimedia.

En este artículo me referiré al primer caso por lo que se aconseja:

  1. Respetar los derechos de autor del material
  2.  Digitalizar el material-o darlo a digitalizar– mediante software con OCR (Reconocimiento Óptico de Caracteres)
  3. Editarlo si es necesario mediante un procesador de textos 
  4. Guardarlo con un formato estándar, preferentemente en .pdf
  5. Puedes guardarlo además en algún formato específico para libro digital, como .epub, por ejemplo

Esto hará que el material de estudio mejore su accesibilidad, su visualización y su lectura en múltiples pantallas y dispositivos. También posibilitará ser editado y que se realicen dentro de él búsquedas de palabras o términos. Por cierto que si el texto resulta de calidad suficiente podrá ser leído e interpretado por un software conversor de texto a voz, muy útiles para aquellos que presentan disminuciones visuales.

Y si el documento tiene imágenes o mapas, es conveniente…

  1. digitalizar y guardar por separado y en formato estándar
  2. luego, integrar al texto tal como estaban presentes en el documento original
  3. entregar al alumno estos archivos de imágenes o mapas por separado, además del texto integrado

Sin embargo puede darse el caso que no tengas la posibilidad de digitalizar con OCR; por eso para que este material resulte lo menos penoso posible, se recomienda:

  • Priorizar que el documento a digitalizar esté presentado en una sola columna
  • Que las páginas estén limpias, o sea que no tengan marcas, tachones, roturas, manchas ni nada que obstaculice la correcta visualización del contenido
  • Que la letra sea lo suficientemente grande y clara para ser leída a simple vista
  • Al igual que el caso anterior, guardar el documento digitalizado en un formato estándar

Ahora te pido a tí que comentes este artículo relatando alguna experiencia, satisfactoria o sufriente, que hayas tenido con los materiales de estudio digitalizados. Y por cierto, no te pierdas el próximo artículo sobre los materiales didácticos nacidos digitales

¡Hasta la próxima!

3 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s